historia

Cultura vinícola

La historia de cómo el viñedo llega a Mallorca

El origen de las primeras cepas plantadas en Mallorca se estima hacia el siglo I y II después de Cristo, con la llegada de los romanos y se mantuvo de forma continuada hasta que en el año 903 los árabes liderados por Isam al Jaulani conquistan la isla de Mallorca. Jaume I el Conquistador con la expulsión de los árabes en Septiembre de 1229 contribuye a la recuperación y reintroducción de la viticultura en la isla, que eclosionaría entre los siglos XIV y XVIII convirtiendo la viticultura mallorquina en uno de los motores de la actividad económica de la isla y de las exportaciones.

A causa de la llegada de la enfermedad de la filoxera en Francia, que arruinará la producción en ese paí­s hacia mediados del Siglo XIX, se vive en Mallorca entre los años 1865 y 1890 una auténtica época de esplendor vitiviní­cola motivada por las grandes plantaciones con vocación de abastecer la huérfana demanda de vino europea. Es en esa época cuando se consolida y se arraiga a la isla de Mallorca de una forma más patente la cultura y tradición vitivinícola.